¿Te ha pasado que después de dedicar tiempo y esfuerzo a ordenar tu casa, en pocos días vuelve a estar desordenada?

No estás sola. Muchas personas se enfrentan a este problema y se preguntan qué están haciendo mal.

En este artículo, te voy a descubrir las razones del por qué y te ofreceré soluciones prácticas para que tu hogar se mantenga ordenado de manera duradera.

¿Por qué tu casa vuelve a estar desordenada?

Existen varias razones por las que tu casa puede volver a desordenarse rápidamente. Identificar estos problemas es el primer paso para encontrar una solución efectiva.

1. Falta de un sistema de organización

Si no tienes un plan y un proceso para cada una de las rutinas y actividades diarias, será complicado que cada cosa esté guardada en su lugar.

Cada pequeña actividad doméstica lleva detrás un proceso y si no es el adecuado, no funcionará y nos consumirá demasiada energía.

Te cuanto como poner foco en este problema en el punto de estrategias para mantener el orden en tu hogar.

2. Falta de espacio de almacenamiento o distribución inadecuada

Uno de los errores más comunes es no tener espacio de almacenamiento suficiente para tus pertenencias.

Sin suficientes lugares para guardar cosas, las cosas inevitablemente terminan en superficies planas como mesas, encimeras y suelo, lo que contribuye al desorden visual y físico.

La falta de espacio de almacenamiento obliga a dejar las cosas fuera de lugar, generando un desorden absoluto.

Así mismo, una distribución inadecuada del espacio de almacenamiento va a hacer que no se utilice eficientemente el espacio del que disponemos.

En el diseño de interiores cada vez se está dando más importancia a la distribución eficiente del espacio.  Cuando el almacenamiento está mal diseñado, hay espacios que pueden quedar inutilizados o mal utilizados, lo que lleva a una acumulación de objetos en áreas no destinadas a ello. Una mala distribución, provoca, que incluso con suficiente espacio no se pueda mantener un orden efectivo, ya que no hay lugares adecuados, claros y prácticos para almacenar los objetos.

En el punto de estrategias para mantener el orden te doy unos tips importantes.

3. Acumulación de objetos innecesarios

Tendemos a guardar cosas «por si acaso» o por apego sentimental, lo que lleva a una acumulación innecesaria. Esta acumulación dificulta mantener el orden.

La acumulación es otra gran causa del desorden continuado. Muchas veces guardamos cosas por si las necesitamos en otro momento de nuestra vida, pero terminan ocupando un espacio valioso e imposibilitando que tengamos tiempo material para mantener esa cantidad de pertenencias ordenadas.

Mantener una casa en orden, requiere un esfuerzo continuo y constante. Con demasiadas pertenencias, este esfuerzo se multiplica, haciendo que sea casi imposible mantener todo en orden.

Muchas veces cuando hablamos de acumulación suele ir acompañado de la compra impulsiva (estimuladas por emociones y estímulos externos como promociones o publicidad). Estas compras se suelen quedar sin un lugar asignado y esto lleva a más desorden.

En el apartado de estrategias para mantener el orden te enseño a librarte de esta acumulación.

4. Rutinas de limpieza inconsistentes

Ordenar una vez al mes no es suficiente. Sin una rutina de limpieza regular, el desorden se acumula rápidamente.

En el apartado de estrategias para mantener el orden en tu hogar te doy unos tips para organizarte la limpieza en casa.

5. No involucrar a todos los miembros del hogar

Este es otro de los grandes frenos para el orden. Si sólo una persona es responsable del orden, es probable que la casa se desordene rápidamente, es importante que todos colaboren.

En todos los hogares hay una persona que se toma el orden y la organización más en serio y otros miembros de la familia que se dejan llevar por el ritmo que marque esa persona (ya sea por falta de habilidades organizativas o falta de tiempo) es evidente que una tarea repartida entre varias personas se hace antes y muchas veces mejor. Si cada uno de los miembros de la familia sabe cuales son sus responsabilidades en casa, el trabajo se reparte y la carga mental también.

Si el orden en casa depende de una sola persona y esa persona se satura o se pone enferma, el desorden permanece, las tareas de orden no se hacen, ¡Nadie la releva en el mantenimiento del orden, y eso es un grave error!

Estrategias para mantener el orden en tu hogar

Ahora que conocemos las causas, vamos a explorar estrategias que te ayudarán a mantener tu hogar ordenado de manera más efectiva.

Sistema de organización simplificado

Poner foco en los pequeños procesos que realizamos cada día para detectar cuáles no están funcionando y cambiarlos por otros.

Crea un sistema de organización: Establece zonas específicas para diferentes tipos de objetos. Usa cestos, cajas y etiquetas para mantener todo en su lugar.

Dedica tiempo a planificar donde irá cada cosa y asegúrate de que cada miembro de la familia conozca el sistema.  Observa tus hábitos diarios y ajusta el sistema para que se adapte a ellos.

Lo que tienes que hacer es ponerle el trabajo fácil a tu cerebro y que las tareas rutinarias las haga sin pensar. Tener un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar, hará que esas rutinas diarias se conviertan en hábitos.

Una buena distribución y sistema de almacenamiento eficiente

La solución en este caso es optimizar el espacio de almacenamiento y esto se logra dedicando un tiempo a pensar como aprovechar mejor la distribución de tu casa. Puedes buscar inspiración en redes sociales o contratar los servicios de una interiorista que sea organizadora profesional de espacios.

Utiliza muebles multifuncionales: Opta por muebles que ofrezcan almacenamiento adicional, como camas con cajones o mesas de centro con compartimentos.
Organizadores y cestas: Usa organizadores en cajones y cestas para agrupar objetos por categorías y mantenerlos en su lugar.

Aprovecha al máximo los espacios verticales: Instala estanterías en las paredes para almacenar y exhibir objetos sin ocupar espacio en el suelo.

Deshazte de lo innecesario: Realiza una limpieza profunda y deshazte de todo lo que no necesitas. Dona, vende o recicla los objetos que ya no utilizas. Esta práctica te ayudará a liberar espacio y a mantener un ambiente más ordenado.

Evita la acumulación

La solución a este problema es sencilla y clara, pero no tan fácil como nos gustaría. Deja ir muchas de las cosas que tienes en casa y que no te aportan, practica el minimalismo, haz una revisión periódica de tus pertenencias y deshazte de todo lo que no hayas usado en el último año (dona, vende, recicla) pregúntate si realmente necesitas cada cosa que posees.

Y para solucionar la acumulación por compras impulsivas, practica la compra consciente: antes de comprar algo pregúntate si realmente lo necesitas y si tienes un lugar para guardarlo, haz una lista de compra y síguela para no comprar nada innecesario. Otra opción es esperar 24 horas antes de hacer una compra impulsiva (este tiempo te permitirá pensar si realmente lo necesitas). Y lo que también puedes hacer es, que cada vez que te compres una prenda nueva, otra salga del armario, eso te hará pensarte mejor las nuevas compras.

Establece rutinas de limpieza

Limpieza Diaria: Dedica 10-15 minutos cada día a recoger y ordenar.

Limpieza Semanal: Reserva un día a la semana para tareas más profundas, como limpiar baños y aspirar.

Limpieza Mensual: Cada mes, realiza una limpieza a fondo de áreas específicas, como la cocina o el trastero.

Involucrar a todos los miembros del hogar

Cada miembro de la familia debe responsabilizarse de una parte de las tareas domésticas. Los adultos deben establecer reglas claras sobre quién debe hacer qué, y cuando. Es bueno usar un calendario familiar para coordinar las tareas y que todos lo sigan.

La importancia de la decoración en un hogar ordenado

La decoración puede ser tu aliada en el mantenimiento del orden. Aquí te doy algunos consejos sobre cómo integrar la decoración con la funcionalidad.

Cómo elegir la decoración adecuada

Elige piezas de decoración que no solo sean estéticas, sino también funcionales. Por ejemplo, estanterías abiertas que permitan exhibir objetos decorativos mientras los mantienen organizados.

Ejemplos de decoración que favorecen el orden

Minimalismo: Menos, es más. Opta por una decoración simple y evita la acumulación de objetos decorativos.

Colores Neutros: Los tonos suaves pueden hacer que un espacio parezca más limpio y ordenado.

Plantas y elementos naturales: Añadir plantas puede mejorar el ambiente sin crear desorden visual.

Servicios de Interiorismo en Getxo

En SandraFer Interiorismo, ofrecemos servicios personalizados para ayudarte a crear un hogar ordenado y estéticamente agradable. Desde asesoramiento en decoración hasta proyectos completos de reforma, estamos aquí para ayudarte a transformar tu espacio.

Conclusión:

Mantener tu casa ordenada puede parecer un desafío, pero con las estrategias adecuadas y un enfoque en la funcionalidad, es totalmente posible. Deshazte de lo innecesario, implementa sistemas de almacenamiento eficientes y establece rutinas de limpieza regulares.

Espero haberte ayudado a identificar estos errores que hacen que tu orden no dure ni un abrir y cerrar de ojos y que vivas en desorden.

Empieza hoy a aplicar alguna de estas pautas, toma conciencia y ve haciendo cambios, ¡porque funcionan! Hay que insistir y repetir, pero dan resultado. Mejorará tu vida y tu bienestar personal.

Si necesitas ayuda profesional, no dudes en contactarme en SandraFer Interiorismo. ¡Estoy aquí para ayudarte a crear un hogar ordenado donde ser feliz!